Recibe las actualizaciones por correo electrónico

Próximos Actos y Cultos

Día 27 de Diciembre: Función Solemne en honor de San Juan Evangelista, en la Parroquia de Ntra. Sra. de las Mercedes y Santa Genoveva, presidida por el Rvdo. Sr. D. Antonio Palma Palacio (20 horas).

Día 9 de Enero: Adoración Eucarística en honor del Santísimo Sacramento, en la Parroquia de Ntra. Sra. de las Mercedes y Santa Genoveva, presidida por el Rvdo. Sr. D. Antonio Palma Palacio (20 horas).

miércoles, 7 de abril de 2010

Reflexión. Mirando por derecho y de frente por N. H. D. Carlos Colón Perales.


Gran Poder de extramuros. Brote macareno plantado en tierra nueva. San Bernardo del siglo XX. Devoción popular y antigua de largas colas en San Ildefonso cada primer viernes de marzo convertida en hermandad y cofradía. Noble como el hijo del carpintero que con tan mansa gallardía, aún maniatado y abandonado, se yergue contra todas las potestades de este mundo, mirando por derecho y de frente a quienes humillan, desprecian o maltratan a cualquiera de sus hijos. Leal a las tradiciones de la ciudad, a las que inyecta nueva vida. Heroica en su resistencia a cuanto dañe a Sevilla y a su Semana Santa. Invicta en su recia fe, su honda devoción y su compromiso cristiano por un mundo mejor. Mariana por su madre de las Mercedes. Así, como la ciudad de cuyas entrañas nació, muy noble, muy leal, muy heroica, invicta y mariana, es esta hermandad mía de Santa Genoveva que hoy se hace cofradía del Tiro Línea.

Nace mi Lunes Santo a los pies del Cautivo al mediar el día y se me va calle Tetuán abajo cuando cae el telón de terciopelo azul y tules blancos, ya nacido el Martes Santo. Tiene al nacer sólo 54 años y al morir, 435. Un suspiro. Cuatro siglos no son nada un Lunes Santo. De la devoción de un cura nació el Museo, cuando los parroquianos de San Andrés se sintieron conmovidos tras oírle predicar la agonía del Señor; y la devoción de otro cura impulsó Santa Genoveva, cuando don Antonio González Abato protegió bajo su manteo a la recién nacida hermandad de los Lerate, Ponce, Fernández, Villegas, Avilés, Durán, Arroyo, Vázquez, Marín, Hervás, Montilla, Aguilar, Guerra, Pérez, Robles o Hernández. Me gusta citar los apellidos de estos cofrades de los años 50 -ayer mismo que en un barrio nuevo repitieron la gesta de quienes en el corazón de la Sevilla de los siglos XIV, XV o XVI crearon las más antiguas hermandades; y con ellas nuestra Semana Santa. Da igual lugar y tiempo. Dios habla siempre claro y alto a quienes saben escucharle, ya sea en la Contrarreforma o en las vísperas del Vaticano II. Y la ciudad inspira a quienes saben quererla.

Algún día, tal vez dentro de muchos años, nacerá una hermandad tan celosa de la tradición y tan abierta a los tiempos, tan sincera y cariñosamente devota para con sus imágenes y tan arraigada en un barrio nuevo, tan cristiana en su fondo y tan sevillana en sus formas, que se la elogiará diciendo que es la Santa Genoveva del siglo XXI, XXII o del que sea. Que larga vida ha de tener lo que con tanto amor se plantó en tan buena tierra; y muy segura ha de avanzar la que, como su Señor Cautivo, mira a los siglos por derecho y de frente.